PRO-LINE DIESEL SOLUCIÓN DE ENJUAGADO PARA FILTRO DE PARTÍCULAS DIÉSEL

5171

Nuevo producto

Pro-line diésel 500 ml, solución de enjuagado para filtro de partículas diésel

38,63€

Calificaciones y evaluaciones de los clientes

Nadie ha efectuado una evaluación
en este idioma

Más

DESCRIPCIÓN

Líquido de alta eficacia para enjuagar filtros de partículas diésel (DPF/FAP) tras el lavado con el limpiador de filtro de partículas diésel Pro-Line sin desmontarlos. Garantiza un comportamiento de marcha y un rendimiento del motor óptimos y un bajo consumo de combustible. El hollín ablandado por el limpiador se disuelve y se reparte por el filtro de partículas diésel, de forma que se pueda quemar con una regeneración normal. El enjuagado se lleva a cabo con la pistola pulverizadora con depósito presurizado para filtro de partículas diésel (N° de art. 7946) y la lanza DPF con 5 sondas pulverizadoras (N° de art. 7945).

ÁMBITO DE APLICACIÓN


La limpieza se realiza con la pistola pulverizadora con depósito a presión DPF (n.° de art. 7946) y la lanza DPF especialmente desarrollada con 5 sondas pulverizadoras (n.° de art. 7945). Según el modelo de vehículo, puede ser necesario tener que preparar un acceso al filtro de partículas diésel. En la mayoría de vehículos, para ello se debe desmontar el sensor de temperatura o de presión del filtro de partículas diésel. Indicación: Durante la limpieza, la temperatura del filtro de partículas debe estar por debajo de 40 °C. En algunos vehículos, el filtro de partículas diésel no se encuentra en los bajos del vehículo, sino que se halla cerca del colector de escape o, dado el caso, del turbocompresor por gases de escape. Por razones de seguridad, es preciso prestar la máxima atención mientras se limpian estos vehículos y asegurarse de que el líquido limpiador o la solución de enjuagado no entre en la cámara de combustión a través de una válvula de escape que haya quedado abierta. Según el modelo de vehículo, la sonda pulverizadora Pro-Line se introduce en el filtro de partículas a través de la abertura creada. Pulverizar toda la cantidad (1 litro) del limpiador de filtros de partículas diésel Pro-Line en varios intervalos de 5 - 10 segundos, con pausas de 5 - 10 segundos y a una presión de servicio de 6 - 8 bar, directamente sobre la superficie del filtro de partículas. La sonda deberá girarse y moverse adelante y atrás durante el proceso de limpieza para humedecer el máximo de la superficie con el limpiador de filtros de partículas diésel Pro-Line. A continuación, el filtro de partículas se enjuaga con toda la cantidad (500 ml) de la solución de enjuagado para filtros de partículas diésel Pro-Line. La aplicación también se realiza con la pistola pulverizadora con depósito a presión DPF (n.° de art. 7946) y con los mismos intervalos que con el líquido limpiador. Este proceso de limpieza sirve para disolver el hollín y repartirlo por el filtro de partículas diésel para que pueda quemarse con una regeneración normal. Tras volver a montar el sensor, el concesionario o el taller deberá iniciar una regeneración, según las especificaciones del fabricante. Atención: Consultar las medidas de protección relativas al manejo en la ficha de datos de seguridad.

Para turismos diésel con filtro de partículas diésel (DPF/FAP). El problema de los filtros de partículas diésel obturados afecta especialmente a los vehículos que se usan en trayectos cortos y en la ciudad.

Ficha técnica

Envase500 ml
PRO_LINE PARA EL TALLERPro-Line para el taller

Opiniones

Sea el primero en dar su opinión !